POINT.

Historia de unos emprendedores

Cuando en 1920 Jose Pons Pedro crea el origen de la actual compañía POINT la artesanía es el proceso natural para construir objetos y mobiliario de fibras naturales.
La segunda generación Pons ya fue pionera en entender que la fusión de artesanía y diseño industrial era una perfecta estrategia y en 1970 incorpora al diseñador Gabriel Pons, para que apoyándose en el saber hacer de los artesanos que trenzan a mano las fibras de médula y ratán se logren productos adecuados a los mercados internacionales en los que ya estaba comercializando sus productos.

Al inicio de los años 80 la producción de los muebles de ratán sufre un muy importante cambio. Los países de Indochina prohíben la exportación de la materia prima, cambian su legislación y no permiten que se exporte de sus países materia prima, solo iban a permitir exportar productos elaborados; su objetivo era incorporar valor añadido.
Es sabido que solamente exportar no es ser internacional, los actuales gestores de POINT, los hermanos Pons, tomaron forzados por los cambios, la decisión de externalizar internacionalmente la fabricación de sus productos con el objeto de lograr ser competitivos. Estos cambios se convierten en un hito clave en el desarrollo de POINT, al convertirse en una multinacional, pequeña inicialmente en su dimensión, pero grande en su visión de futuro. En esta estrategia el diseño ya era una herramienta clave.

Actualmente la empresa va ya por la tercera generación Pons. Cuando fallece, en 1980, el hijo del fundador Juan Bautista Pons, sus cuatro hijos asumen la dirección de la empresa. José Juan, Francisco, Vicente y Antonio conforman y estructuran el Consejo y Comité de Dirección.

Desde el año 2005 POINT cuenta con unas instalaciones de más de 12.000 m2. Edificios de naves para almacenes, producción de tapicería, montaje, expedición y oficinas.

El diseño y la estrategia empresarial

Gabriel Pons fue un diseñador y artista de amplia cultura que depura, reelabora y moderniza la manufactura del mueble de ratán que entonces se producía en POINT. Gabriel Pons era uno de los referentes del diseño que por aquellos años comienza a desarrollarse en la Comunidad Valenciana. Junto a Gabriel Pons en esos años también se incorporan los diseñadores, Pepe Arcos y Lluis Vidal.

El diseño se convierte para POINT en la herramienta fundamental para el desarrollo de producto, con lo que consigue posicionar y consolidar a la compañía en su internacionalización.

Posteriormente se incorpora Alfonso Gallego que diseña en los años siguientes un gran número de colecciones, aportando creatividad y coherencia a la trayectoria de los productos de POINT. Se suman en los años 2010 Gabriel Teixidó y Juan Santos, los cuales logran reflejar en los catálogos de POINT una tipología de productos que se posicionan en una gama media-alta del mercado outdoor, manteniendo, modernizando y potenciando el producto natural de trenzado de fibras de POINT.

En el año 2012 el mexicano Joaquín Homs se incorpora y aporta un diseño étnico y con raíces en la cultura mexicana, que facilitan el equipamiento de proyectos en mercados como el mexicano y centroamericano. Siguen en ese año los diseñadores Ximo Roca y José Manuel Ferrero de Studi(H)ac con su visión fresca y mediterránea. Diseños a los que se suman los de Esther Campos que compatibiliza con la dirección de la Oficina Técnica de POINT.

En esta dinámica de potenciación del diseño, se suma a la empresa en el año 2013, Francesc Rifé. Este excelente y reconocido internacionalmente interiorista y diseñador, marca en POINT otro de los hitos que posibilitan avanzar hacia el objetivo marcado de posición internacional.

En el año 2016 el reconocido diseñador Vicent Martinez, pasa a formar parte del grupo de diseñadores de POINT, su larga experiencia y conocimiento del diseño le hace aportar una nueva línea de productos de piezas tejidas en cuerda.